Cradle of Filth – Hammer of the Witches (2015)

Vamos con el nuevo disco de Cradle of Filth, uno de los grupos que indudablemente marcaron mi adolescencia. Los descubrí con unos 15 años, y esa mezcla de black y metal gótico me dejaron boquiabierto. La trilogía The Principle of Evil Made Flesh, The Forest Whispers My Name y Dusk And Her Embrace hicieron que fueran mi grupo de cabecera durante bastante tiempo, alargando su buen momento de forma con el EP From the Cradle to Enslave y los LPs Cruelty and the Beast y Midian.

Sin embargo, pasado ese momento les perdí la pista, en parte por haber descubierto otros estilos y en parte porque la banda empezó su declive, entre cambios de formación y algún intento de engancharse a sonoridades más modernas (véase el Bitter Suites to Succubi, sin ir más lejos). Alguna vez me ponía los adelantos o videoclips de las sucesivas novedades que iban sacando, pero sonaba a otra cosa totalmente distinta de aquellos CDs que me cautivaron.

Sin embargo, con este Hammer of the Witches la cosa estaba cambiando. Las previas que iban apareciendo tenían un aroma a los discos clásicos, y los videoclips de adelanto confirmaron lo que se venía intuyendo: COF traían de vuelta su sonido clásico y los temas prometían.

Una vez con el CD en mano, todos los presagios se confirman: Cradle vuelven a estar en forma. Lo primero que me ha sorprendido es el cambio en la voz de Dani, que limita bastante el uso de aquellos agudos estridentes, en favor de un tono más grave (cosas de la vida, supongo).

Como siempre, la presentación tanto del digipack como del libreto muy cuidada. La temática de las ilustraciones, así como de las letras es el Malleus Malleficarum, tratado de la Edad Media sobre cómo debía actuar la Inquisición ante las brujas, y de cuyo nombre proviene el título del CD.

Abre el disco, como es tradición, la instrumental Walpurgis Eve, a base de teclados y violines, para dar paso a la cañera Yours Immortally, donde ya se hace notar la predominancia de las guitarras en la mezcla, lo que le da al disco un punto de agresividad del que quizá carecían otros discos.
A continuación, Enshrined in Crematoria, otro trallazo que mantiene el nivel, con solos de guitarra incluidos. La fiesta continua con Deflowering the Maidenhead…, uno de los temas adelanto, y para mi uno de los mejores del disco. Blackest Magick in Practice sigue sin dar respiro, a la vez que cuenta con uno de esos estribillos épicos marca de la casa. Otro temazo, vamos.
Con The Monstruous Sabbat llega el primer interludio instrumental, que viene que ni pintado para coger fuerzas tras el asalto inicial al que nos hemos visto sometidos. Este interludio enlaza con el tema título del album, Hammer of the Witches, que comienza más lento para pronto tomar velocidad. Y tras él mi favorita del disco, Right Wing of the Garden Trytich, canción que podría haber figurado en los discos clásicos de Cradle of Filth sin ningún problema.
Tras ella, The Vampyre at my Side, en la línea de su predecesora en el album, y Onward Christian Soldiers, más rápida y directa, ponen el broche final al disco, que se cierra con la instrumental Blooding the Hounds of Hell.

Las dos bonus tracks que vienen en la edición que tengo yo presentan las dos versiones de Cradle of Filth que hay en el CD, la rápida y agresiva (King of the Woods), y la más lenta y melódica (Misericord).

En resumen, un gran trabajo de Cradle of Filth que, si no está a la altura de sus clásicos, desde luego se encuentra muy cerca de los mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s