Nile – What Should Not Be Unearthed (2015)

Vamos con el nuevo disco de estos maestros del death metal, en el que vuelven a dejar patente su buen hacer en estas lides, tres años después de su última obra, At the Gates of Sethu, de resultado irregular.
En las entrevistas previas venían insistiendo en que se iban a alejar de la “técnica porque sí” para centrarse más en las composiciones. Es cierto que últimamente parece que el death metal cuanto más técnico sea, mejor, pero dudo que a muchas bandas tirar de tal recurso les siente bien.

En la primera escucha del disco es algo que se deja notar, lo que hace que las canciones entren mejor. Ojo, en ningún momento eso significa que estemos ante temas planos y lineales, nada más lejos, sino que no se pierden en fuegos artificiales. Se agradece, porque Nile nunca ha sido un grupo al que le peguen las exhibiciones tipo Yngwie Malmsteen versión death metal. Continúan presentes la melodía y los cambios de ritmo marca de la casa, siendo la demostración técnica más por variedad de recursos y capacidad compositiva que por artificios a la hora de la ejecución.
Destacar que me parece que han vuelto a un sonido más “sucio”, más orgánico que en otros trabajos de la banda, donde se optó por un sonido limpio que permitía oír nítidamente cada instrumento, pero que hacía perder garra y fuerza a los temas. En este aspecto me recuerda al Black Seeds of Vengeance, aunque algo más limpio. Digamos que han encontrado el punto medio, y los temas pegan fuerte en cada escucha. Eso sí, continúan visibles las señas de identidad de la banda. Cambios de tempo, alternancia entre partes melódicas y otras más machaconas. El nivel instrumental es alto, muy alto, como ha venido siendo siempre. No obstante me ha parecido que se ha reducido el uso de las melodías “egipcias”, no sé si voluntariamente, limitándolas sobre todo a la instrumental Ushabti Reanimator.
No sabría elegir un tema concreto: desde la inicial Calls to Destruction, que fue uno de los temas publicados como adelanto, con una letra basada en la destrucción del patrimonio histórico por parte del ISIS, a Evil to Cast Out Evil, Rape of the Black Earth o To Walk Forth from Flames Unscathed, todos los temas del disco tienen un nivel altísimo y en ningún momento la escucha del disco se hace aburrida.
 
En definitiva, uno de los discos de death metal del año, sin duda. ¡Nile han vuelto en plena forma!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s