Azooma – Hymn of the Vicious Monster (2015)

Pequeña joya la que nos traen desde Xtreem Music, este miniCD de los iranís Azooma. Provenientes de Mashad, ciudad del noreste del país relativamente cercana a la frontera con Turkmenistán y Afganistán, presentan un death metal de regusto técnico muy currado.
Sorprende ver que en Irán exista un grupo de death metal, cuando todo lo que tenga que ver con el rock u otras músicas o expresiones culturales de carácter occidental está prohibido. Fisgando en Metal Archives aparecen listadas unas 50 bandas de distintos estilos dentro del metal, aunque también es cierto que unas cuantas de ellas se han mudado fuera de Irán.

Actualmente, parece ser que el gobierno ha abierto un poco el grifo en cuanto a los estilos de música permitidos, pero toda banda ha de ser autorizada por el Ministerio de Cultura y Guía Islámica, por lo que aquello que se aparte de los cánones gubernamentales es prohibido y silenciado, a veces incluso encarcelando a los integrantes de los grupos.

En este ambiente de calma y tranquilidad es donde Azooma se forman en 2004. No hay mucha información sobre ellos, aparte de los consabidos cambios de formación en toda banda que empieza, hasta que en 2014 lanzan este miniCD de 6 temas y casi 35 minutos. A Hymn of the Vicious Monster es su presentación en público y deja el listón alto, muy alto.

Y eso que a priori no tenía muchas expectativas, ya que en la búsqueda del siguiente pelotazo musical, los grupos de orígenes exóticos son un caramelito. Desde que en su día Sepultura hicieron que todo el mundo se girara hacia Sudamérica, casi que se podría decir que ninguna otra banda ha logrado semejantes niveles de popularidad llegando desde fuera de Europa o Norteamérica.

En primer lugar, la calidad de sonido es casi perfecta. En lugar de tirar hacia una producción pesada y brutal, más propia de los grupos de death metal actuales, optan por un sonido más clásico, al estilo de los Death o Pestilence. Se pueden apreciar perfectamente todos los instrumentos con nitidez sin que ello le reste un ápice de contundencia a los temas.

Instrumentalmente, el disco es una delicia. Con variados cambios de ritmo, partes acústicas, pasajes directos de death metal a saco que se intercalan con otros más progresivos o experimentales, la banda deja claro en todo momento que saben lo que hacen, sin caer en el virtuosismo porque sí. Temas como Gyrocompass, de más de 10 minutos de duración, se hacen cortos a la escucha sin que en ningún momento se hagan repetitivos o pesados. En otros como Encapsulated Delusion sacan a relucir su versión más directa y, por decirlo de alguna manera, cafre, y en Self-Inflicted meten un par de riffs pegadizos de esos que se te quedan en la cabeza durante días.

Una pasada de miniCD, lástima que se hace corto. Habrá que esperar a su primer larga duración, que ahora mismo están grabando, para ver si se confirma todo lo que han dejado apuntado en este lanzamiento. Mientras tanto, a disfrutar como enanos de este A Hymn of the Vicious Monster!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s