Lemmy: The Movie

Con el 2015 se ha ido probablemente uno de los músicos más carismáticos, personales e irrepetibles de la escena rock/metal, el hasta ahora incombustible Lemmy Kilminster, alma mater de Motörhead, banda clásica del rock’n’roll con casi 40 años de trayectoria.
Hola, Lemmy

Tras las primeras muestras de duelo, pena, tristeza, etc. de toda la comunidad musical, y una vez reposado el hecho, es buen momento para recuperar este documental biográfico sobre la figura de Lemmy. Rodado entre 2007 y 2010, en él podemos ver a Lemmy en su plenitud, antes de que las enfermedades hicieran mella en su organismo.

Porque hay que recordar que Lemmy parecía inmortal, tras décadas de Jack Daniels, tabaco y otras cosas. Jamás hizo defensa de ellas (en el propio documental llega a despachar el asunto diciendo que no quiere entrar en el asunto), pero su imagen y su estilo de vida estaban indisolublemente asociados a ello.

Este documental cubre su vida desde sus comienzos con The Rocking Vicars, su época de roadie de Jimi Hendrix, su paso por Hawkwind y, finalmente, la banda con la que se ha hecho famoso y con la que ha alcanzado status de culto: Motörhead.


A través de testimonios de diversas personalidades del mundo de la música, así como colaboradores, amigos (e incluso su hijo!) vamos conociendo otros aspectos más alejados de los focos, acercándonos (aunque no mucho) a la persona por encima del personaje.

Como siempre, y más cuando el entrevistado está delante y no parece cortarse a la hora de partir caras, todo el mundo tiene palabras elogiosas para él. No hubiera estado de más algún testimonio no tan positivo y adulador, pero estas cosas es lo que tienen.

Eso sí, hay que ser justos y reconocer la importancia de la figura de Lemmy. Además, el hombre siguió al pie del cañón hasta el último momento: pese a haber pasado graves problemas de salud en 2014, el año pasado publicó nuevo disco y salió de gira (un tanto accidentada, ya que por primera vez en años tuvo que cancelar o acortar shows). A diferencia de muchos de sus coetáneos, su calendario de conciertos era abrumador, mientras que gente de su misma quinta ha bajado mucho el pistón o ha dejado las giras, y su producción discográfica era constante: cada dos-tres años, teníamos disco nuevo de Motörhead, y siempre dignos, nunca publicando un pedazo de mierda como excusa para girar.

Lemmy ya estaba dando vueltas cuando los Beatles empezaban, cuando los Rolling Stones eran todavía unos niños ricos de la escuela de arte, cuando nadie había oído hablar de un tal Jimmy Page. No ha alcanzado los niveles de megaestrellato de estos nombres, pero junto a ellos (y otros como Black Sabbath o Deep Purple) fueron moldeando el sonido actual del rock duro y el heavy metal.

Como decía, curioso documental, y una buena manera de honrar su memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s