Libros: Slayer 33 1/3 – Reign in Blood

Bueno, bueno, menudo descubrimiento la colección de libros 33 1/3. Publicada inicialmente por la editorial americana Continuum, posteriormente adquirida por Bloomsbury, parte de un enfoque muy distinto al habitual libro sobre música rock: cada tomo se centra en un álbum concreto, relatándose en el mismo las circunstancias de la composición y grabación de los temas, no sólo en cuanto al momento biográfico del artista o la banda, sino que toca también temas técnicos, de producción, de confección del arte del disco… Se trata de un vistazo exhaustivo a discos que puedan ser más o menos emblemáticos.

Así, la colección incluye obras de auténticos pesos pesados del mundo del rock y el pop: hay libros sobre Pink Floyd (Piper at the Gates of Dawn), Rolling Stones (Exile on Main Street), The Beatles (Let it Be) o Led Zeppelin (Led Zeppelin IV). Para su primera incursión propiamente dicha en el mundo del metal, no podrían haber elegido un mejor exponente: el casi unánimemente señalado como mejor disco de thrash metal de todos los tiempo, el Reign in Blood de Slayer. El siguiente disco de metal sobre el que publicaron fue el Black Album de Metallica, y dicho libro no llegó hasta 2014.

No me voy a extender mucho en hablar del disco, al que ya dediqué una entrada de la serie Clásicos Básicos que podéis recuperar aquí, ya que hoy el protagonista es el libro. Publicado en 2008, hace el número 57 de la serie y está escrito por el periodista musical D.X. Ferris (autor, entre otras cosas del webcomic Suburban Metal Dad). En este libro Ferris recoge y documenta el proceso de grabación del Reign in Blood, tercer álbum de los californianos.

Comienza hablando del cambio de discográfica, pasando de Metal Blade (por entonces un pequeño sello independiente) a Def Jam, que por entonces era un serio mayoritariamente dedicado al rap. Este cambio trajo aparejada la aparición de Rick Rubin como productor del grupo. Rubin les acompañaría (aunque cada vez con un papel más residual) hasta el World Painted Blood de 2009.

Posteriormente, dedica varios capítulos tanto a la composición como a la grabación de los temas del álbum, relatando distintas anécdotas sobre la misma. También se deja un capítulo para hablar del arte del álbum, dando detalles del autor y de los detalles que inspiraron la creación de la portada. Lo que no hay son historias truculentas al estilo Mötley Crüe: Slayer no ha sido una banda muy dada a ese tipo de habladurías (de hecho, lo que más ha dado de hablar ha sido su tirante relación con Dave Lombardo, asunto ampliamente publicitado).

Curiosamente, pese a contar con declaraciones de la propia banda, del ingeniero (el ilustre Andy Wallace, que luego participó en grabaciones de Nirvana, Madonna y otras grandes estrellas), de Larry Carroll (autor de la portada) y de varios miembros del equipo de la banda, de quien no hay declaraciones es del Sr. Rubin. Curioso, a la vista de la importancia de su participación, al menos en esta grabación.

Resumiendo, si te gusta Slayer, esta obrita es una muy interesante vista sobre la creación de uno de los mejores discos de metal de la historia y de las circunstancias que la rodearon. Podéis leer unas páginas aquí para abrir boca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s