Rivers of Nihil – Where Owls Know My Name (2018)

RiversofNihil_OwlsNuevo álbum, tercero ya, de este quinteto americano de metal extremo, a caballo entre el metalcore, el djent y el death metal técnico. Llevan ya varios años de trayectoria y poco a poco se han ido haciendo un nombre gracias a esta fusión de estilos, aunque también habrá influido el tener detrás a Metal Blade casi desde el principio, ya que la máquina promocional detrás de este Where Owls Know My Name es muy potente. Mi referencia era su anterior obra, el Monarchy de 2015, que tampoco es que me llegara muy hondo.

Musicalmente la sombra de Meshuggah es alargada. Sin llegar a ser un clon de los suecos, Rivers of Nihil les deben mucho, sobre todo en el tratamiento del sonido de las guitarras y en los intrincados ritmos de batería. No obstante, su música es una suma de las últimas tendencias del metal extremo. Es un cóctel entre Meshuggah, Lamb of God y Cannibal Corpse. Caña y brutalidad por un tubo, pero a mí hay partes, más modernas, que en una primera escucha no me convencen.

El disco goza (o sufre, eso ya va según gustos) de una producción muy actual, con unas guitarras muy saturadas y un sonido de batería muy seco y contundente (exceptuando los blast beats, que suenan “raro”) sobre el que reina la voz y en el que el bajo se limita a llenar todos los espacios restantes. Suena brutal, mucho, pero a la vez puede llegar a agobiar tanta “pesadez” en el sonido. Me pasaba con Meshuggah y me pasa con muchos grupos de metal extremo-core (dos canciones me ha durado el último de Letters from the Colony, por ejemplo). A pesar de esto, los matices introducidos en los temas hacen que el disco vaya ganando con las escuchas y va entrando poco a poco, de manera que lo que en la primera escucha parece un muro de sonido infranqueable, en las sucesivas se destapa lleno de pequeños detalles que lo enriquecen.

Eso sí, al césar lo que es del césar: la ejecución técnica, como no podría ser menos en estas bandas, es impecable. No podría ser de otra manera, sobre todo con los continuos cambios de ritmo del batería. Las guitarras no se quedan atrás, ejecutando los intrincados riffs que forman parte del sonido de Rivers of Nihil a la perfección. Además, a las partes más metálicas se unen otras más atmosféricas, e incluso el álbum con la aparición esporádica de instrumentos clásicos (saxofón, trompeta y chelo) que le dan un aire más innovador.

Dentro del álbum destacan temas como The Silent Life, uno de esos temas que encajan dentro de los esquemas más tradicionales del death técnico, con menor presencia de esas influencias “modernas”, al igual que A Home, que alterna esas partes atmosféricas con las metálicas, en un curioso contraste que Rivers of Nihil hacen funcionar muy bien, atreviéndose incluso con la inclusión de voces limpias en estas partes. Subtle Change comienza también con ese aura atmosférica, para dar paso a una parte cañera a la que sigue otra con un riff y unos teclados calcados de Dream Theater, para recuperar el death metal a continuación, manteniendo la alternancia entre las partes agresivas y las atmosféricas, las voces limpias y las agresivas, que en este tema rozan lo histérico en algún momento.

Merece la pena destacar también Terrestria III: Wither, un interludio atmosférico, con presencia de la trompeta y loops programados que le dan un cierto aire electrónico y que sirve de introducción a Hollow, que tiene una melodía melancólica acentuada por las voces limpias presentes aquí y allá. Where the Owls Know My Name es de lo más relajado del disco, con la presencia del saxofón en la parte más melódica y voces limpias que le dan otro aire, mientras que el cierre del disco, Capricorn/Agoratopia, comienza siguiendo la senda del anterior, con susurros y efectos atmosféricos para, con la entrada de la batería, ir creciendo poco a poco hasta convertirse en un medio tiempo de death metal totalmente arrollador.

Un disco de difícil digestión, al que le cuesta entrar, pero una vez que consigues adentrarte en el mundo que Rivers of Nihil proponen en este Where the Owls Know My Name es muy difícil conseguir salir de él. Death metal técnico, moderno, que consigue fusionar distintas corrientes del metal extremo en un producto único.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s