Pestilence – Hadeon (2018)

Pestilence_HadeonNuevo álbum de los holandeses Pestilence, banda pionera del death metal europeo en su vertiente más técnica. Activos desde 1986, tras grabar joyas como Consuming Impulse o el maravilloso Spheres, se disolvieron en 1993. Reactivados en 2008 por el guitarrista Patrick Mameli (único miembro presente desde 1986), desde entonces la estabilidad no ha sido una de las características de la banda. De hecho, el baile de miembros ha sido una constante desde dicha refundación, de tal manera que en 2014 llegó a anunciarse su disolución, con un posterior retorno en 2016.

Este Hadeon es el primer álbum grabado en la tercera encarnación de la banda (que ya ha tenido que sufrir un cambio de bajista por el camino). Y curiosamente supone una vuelta al sonido de death metal técnico original de la banda, cuando eran la respuesta europea a Death. Si sus discos de la época intermedia mostraban una puesta al día en cuanto a producción y estructura de los temas, ahora Pestilence han vuelto a mirar a sus inicios, a su época de mayor esplendor supongo que en busca de reverdecer viejos laureles.

No solo el sonido remite a la época del Spheres, sino que los riffs parecen sacados de dicha época. Los compañeros de viaje del Sr. Mameli en esta encarnación de Pestilence cumplen sobradamente a la hora de ejecutar los temas, por lo que la música no se resiente en ese aspecto. De hecho, en mi opinión salen ganando con esta vuelta al sonido noventero. La excesiva brutalidad del sonido nunca fue una de sus señas de identidad y para mí tanto Obsideo como Doctrine, discos lanzados en su época intermedia, sonaban forzados.

El disco tiene temas muy buenos, como Multi Dimensional, un tema rápido, al igual que Materialization. Ambos destilan un aroma clásico por todas partes, recordando lo que era el death metal técnico a principios de los 90. Otro tema que merece la pena es Ultra Demons, que goza de un riff muy pegadizo, al igual que el aceleradísimo Layers of Reality.

Un álbum que tiene sus momentos álgidos pero que también tiene temas muy montoneros. Juega descaradamente la carta de la nostalgia, pero por otro lado, ¿quién no lo hace hoy en día?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s