Intronaut – Fluid Existential Inversions (2020)

698717A pesar de ser una banda ya veterana, con seis discos de estudio y dos EPs publicados desde su formación en 2004, la verdad es que nunca había escuchado nada de los americanos Intronaut. Este Fluid Existential Inversions es su sexto álbum, primero en cinco años, y me ha sorprendido muy gratamente, hasta el punto que voy a repasar su discografía anterior.

La propuesta de Intronaut es verdaderamente interesante, ecléctica y original. Es una mezcla de estilos e influencias diversas que sobre el papel resulta complicada y que ellos sacan adelante con nota. La base es un metal progresivo moderno, en la onda de Between the Buried and Me, pero hay ramalazos de metal progresivo cláscio dignos de Cynic, djent a lo Messhugah y rock del estilo de grupos como Mastodon. Como digo, sacar todo esto adelante sin naufragar es muy difícil.

Todo ello evidencia el alto nivel técnico de una banda que apenas ha sufrido modificaciones en su formación desde 2004. El núcleo de la banda lo han compuesto el bajista Joe Lestar y el guitarrista Dave Timnick, acompañados desde 2007 por el guitarrista Sacha Dunable. La grabación de la batería ha corrido a cargo del prodigioso Alex Rüdinger, que ha grabado con Conquering Dystopia, The Faceless o Threat Signal. De la producción se ha encargado Josh Newell, colaborador de la banda desde hace años y que ha conseguido un sonido brutal, limpio y nítido que permite apreciar las distintas líneas de los instrumentos, lo que permite aumentar el disfrute del disco.

Es un disco muy compacto, en el que no hay un solo tema flojo o de relleno. No obstante, y por destacar alguno, merece la pena resaltar Cubensis, tema que abre el disco, 100% material progresivo, con algún riff más cañero y partes más atmosféricas; The Cull, que se caracteriza por un inicio más pesado, rollo Messhugah, hasta que cambia de tercio a una parte más progresiva, con unas líneas vocales que recuerdan a Mastodon; Speaking of Orbs, que tiene un inicio melódico, con muy buen riff y línea vocal, riff pegadizo, más reposado y un ligero aire a los Dream Theater más modernos, incluso en las partes más dinámicas; y Tripolar, que partiendo de  un majestuoso inicio con teclados de acompañamiento pasa a una buena parte con un riff más pesado, propio del metal progresivo moderno y que se va alternando con otra más atmosférica y relajada, transición hecha con sumo gusto.

Un descubrimiento el de Intronaut, que con este Fluid Existential Inversions se han ganado un huequito entre mis discos favoritos de este año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s