Dark Fortress – Spectres from the Old World

Press_Cover_01Después de varios años de silencio y habiendo puesto en marcha la maquinaria tras las reediciones de sus anteriores obras, los alemanes Dark Fortress vuelven a la carga con nueva música, sin alejarse un ápice del black metal con el que han ido construyendo su nombre.

Sobran las presentaciones, puesto que hace poco revisamos la edición remasterizada de Stab Wounds, pero para los despitados lo resumiremos así: Dark Fortress son un clásico de la segunda ola del black metal, fundada en 1994 por el guitarrista Asvagr, y donde militan V. Santura, productor de bandas de death metal técnico y progresivo como Obscura o Alkaloid y guitarrista de la última encarnación de Celtic Frost y ahora en Tryptikon, además del talentoso Morean a las voces.

Para este Spectres from the Old World ha sido el guitarrista V. Santura quien se ha encargado de la grabación, mezcla y masterización en sus Woodshed Studios, donde toda la escena de death metal progresivo alemana va a grabar. El resultado es perfecto, con un sonido frío y descarnado que ambienta perfectamente los temas. Para este álbum han reclutado al teclista Phenex, mientras que la batería se la reparten Seraph y Hannes Grossmann. La adición de los teclados ayuda a complementar la atmósfera de los temas, aportando un extra de oscuridad y ambientación.

Musicalmente lo primero que me ha llamado la atención es que se han despojado de gran parte de ese filo death metalero que habían incorporado en sus últimos discos. No ha desaparecido del todo, pero es menos “evidente” que en anteriores trabajos. El segundo detalle que se aprecia es que es un disco más pausado, más hímnico y solemne. No nos equivoquemos, hay velocidad de sobra, pero el protagonismo es más para las partes pesadas. Destacar también la riqueza del trabajo de guitarras, cosa que con tres monstruos como Asvargr, V. Santura y Morean está garantizada. Tanto los riffs como las variadas capas de arreglos dan pie a ver que se trata de un disco muy trabajado, en el que todos los detalles han sido mimados.

Todo esto se traduce en unos temas muy trabajados y variados: hay temas rápidos como Coalesce, Spectres from the Old World y Pazuzu, rápido y con el riff más deathmetalero del álbum; más rítmicos en la onda de The Spider in the Web e In Deepest Time; y los más lentos y atmosféricos Pali Aike e Isa, sin duda las joyas del disco. junto con el oscuro Swan Song

El resultado no puede ser mejor, después de casi seis años de espera la vuelta de Dark Fortress no deja más que motivos de celebración entre los amantes del black metal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s