Vamos de concierto: Cannibal Corpse + Aposento, 17/07/2015

El pasado vierner 17 de julio se detuvo en Bilbao la gira europea de Cannibal Corpse, alternando festivales como el Resurrection Fest con bolos propios en salas.

En esta fecha acompañando a los americanos venían los riojanos Aposento, grupo formado a principios de los 90 y que volvió al ruedo en 2012 tras un prolongado silencio de 15 años.

Aposento dejando su impronta
De Cannibal Corpse poco se puede decir. En activo desde finales de los 80, es una de las bandas clásicas del death metal que más activas se mantiene, con un continuo ciclo de disco y gira y manteniendo a su vez una cierta estabilidad en cuanto a sus miembros. No obstante esta actividad, se trata de la primera vez que este humilde escriba ha tenido ocasión de verlos en directo.

A las 21 horas, con una puntualidad británica, los Aposento tomaban el escenario. Banda desconocida para mí, su intenso death metal de la vieja escuela me sorprendió. Se caracterizan por unos temas que rehuyen de florituras técnicas pero que no se hacen aburridos, ejecutados con gran precisión. Durante 40 minutos recorrieron los temas de su álbum homónimo, editado por Xtreem el año pasado y se lanzaron con una versión del Pull the Plug de los míticos Death. Se fueron dejando una buena sensación, llamando la atención de más de uno que no les conocíamos, sobre todo por la intensidad, continuamente haciendo headbanging y su cantante moviéndose por el escenario.

Tras ellos, los míticos Cannibal Corpse. Con una presentación sobria, sin intros ni historias, fueron directos al grano. Encabezados (nunca mejor dicho) por el mastodóntico Corpsegrinder, empezaron con temas donde prevalecía la pesadez sobre la velocidad. Y ahí creo que estuvo el problema: les costó conectar con el público. Sin apenas dirigirse a la concurrencia, su descarga fue demasiado apática, contrastando con la intensidad que habían puesto Aposento. Muy serios, estáticos (salvo el cantante, que se pasó el concierto haciendo el molinillo), y hasta cierto punto creo que cansados. Estamos en los últimos conciertos de la gira y creo que eso pesó ayer como una losa sobre los
Cannibal Corpse no remataron la faena

yanquis.

Que no se equivoque nadie, las canciones fueron tocadas con maestría, sin fallos. El sonido muy bueno, quizá las guitarras demasiado saturadas y los solos sonaban demasiado distorsionados (aunque ¿quién oye Cannibal Corpse por los solos?). A medida que avanzaban las canciones empezaron a caer temas más rápidos y la cosa parecía que se animaba, pero resultó un espejismo, ya que ni con Hammer Smashed Face ni Devoured by Vermin consiguieron levantar al público.
En resumen, una sensación agridulce, dos buenos conciertos, pero al plato fuerte de la jornada le faltó picante. Y eso, en el death metal, es un ingrediente vital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s